Obsesión

La palabra obsesión viene del término latín obsessĭo que significa asedio. Me parece una expresión muy acertada. Con frecuencia decimos: «no paro de darle vueltas, no me lo quito de la cabeza». Y es que así funcionan las obsesiones; nos rondan, nos asedian en círculos alrededor de la cabeza. No voy a entrar en las…